martes, 17 de octubre de 2017

#Reseña: La novia francesa de Ho Chi Minh - Óscar Sipán

«Me apasiona el oficio de cuentista porque es muy parecido al de marinero: visitar ciudades por un corto periodo de tiempo y luego te marchas a otro sitio».

Dice Óscar Sipán en el prólogo: «dejándome la piel en la primera frase (yo lo llamo «jugar como los publicistas, a frase ganadora») y peleando con las palabras una a una, como una cigüeña llevando una rama del nido». Ya había leído en una entrevista que le hicieron hace unos años que era una de sus partes preferidas a la hora de contar un cuento, la primera frase, que incluso había ideado un método que utilizaba en los concurso de relatos en los que participaba, el de la escalera, para captar la atención del lector desde el primer momento, pero yo diría que también tendríamos que hablar de la última frase, pues es en esa última frase donde le da un giro completo a los relatos y hace pensar y disfrutar al lector.

No sé si es mucho decir que nos encontramos ante uno de los mejores relativistas de la actualidad. Todo lo que he leído de él es oro puro, pues no solo trabaja esa primera y última frase sino que las batalla todas como si de las trincheras de la Primera Guerra Mundial se tratara. Hay magia en las palabras y está claro que un gran trabajo en cada una de ellas. No es escribir una frase, es construir una frase y colgar de ella todos los elementos necesarios para explicarnos la historia prestando mucha atención en los pequeños detalles, esos toques que marcan la diferencia.

«La vida sin intensidad solo era teatro de marionetas».

Como ya sucedió en su anterior antología muchos de los relatos que integra esta publicación han sido premiados o finalistas en los concursos de relatos más importantes de la actualidad. Cuando leo que Óscar no para de enviar relatos a concursos me entran unas ganas locas de escribir y participar, pero por otro lado existe la inevitable comparación que ha matado tantas historias y desecho la idea. La verdad es que de nuevo me encuentro antes una nueva excusa para no afrontar mi sequía narrativa.
Pero siguiendo con los concursos, siempre decimos que los premios son un más a más, pero yo creo que es el reconocimiento al duro trabajo que Óscar Sipán lleva haciendo durante tantísimos años picando piedra, cuento a cuento, frase a frase, palabra a palabra.

El autor durante once años fue editor, junto con su inseparable Mario de los Santos, de la editorial Tropo, ahora traspasada a otras manos. Además de esos, también dedicaba y dedica su tiempo a hacer numerosos talleres literarios y es en esos talleres donde tenemos que encontrar el germen del relato que da título al libro. Dice el autor: «No es que me interese especialmente el personaje, pero me gusta llenar esos huecos por los que a veces los historiadores pasan de puntillas. Ho Chi Minn fue pinche en Londres del cocinero más famosos del mundo y ayudante de fotógrafo y retocador, en París. Quizá pudo tener una novia francesa y a mis alumnos y alumnas les pedía que me contaran la historia. Esta vez me he decidido a hacerlo yo».
Y no solo en ese relato encuentra la inspiración en la realidad Óscar Sipán para escribir sus cuentos. La realidad y la ficción están casi una al lado de la otra, como dice el autor en una entrevista: «a menos de 6 pasos de distancia. Todo es carne de relato, solo hace falta estar un poco atento a lo que sucede alrededor». Podréis comprobar que muchos de ellos tienen una base real y en otros, como «La novia de Drácula» tendréis dudas de si es realidad o ficción, pero os puedo decir que también parte de la realidad.

«La vida es una fiesta entre dos tragedias».

Si hablamos de la antología como conjunto, creo que no me equivoco al decir que los relatos están llenos de amor , amores es muy distintos , pero siempre como eje transversal y diría que en muchos casos vertebrador.
También es notable la importancia de las mujeres en casi todos los relatos, y en alguno de ellos actuando de femme fatale. No develaré en qué relatos actúan así, pero son geniales los momentos y más cuando te das cuenta de nuevo es esa prodigiosa última frase.

Y como curiosidades finales, un personaje que sale en tres relatos, Nora, y que en dos de ellos podréis encontrar similitudes en la estructura de los relatos. Dice el autor que cuando escribe relatos para los concursos le gustaba unirlos, conectarlos. Supongo que serán estos relatos para de un universo.
También me he fijado en la utilización del apellido Besteiro en dos relatos diferentes, supongo que otra vez nos encontramos dentro de esos universos de relatos paralelos.
Y ya para acabar comentar el relatos que lleva por título «Delirios de grandeza de un liliputiense». Los que seguís a Óscar Sipán en Facebook, y si no lo hacéis os invito a hacerlo, os encontraréis muy a menudo una fotografía y un microrrelatos que la acompaña. Tiene especial facilidad para hacerlos. Pues este relato es un conjunto de esos microrrelatos, una puerta abierta a decenas de nuevos universos. Qué difícil es decir tanto en tan pocas palabras.

No quisiera acabar esta reseña sin reconocer el trabajo de esas pequeñas editoriales como Limbo Errante que cree en los libros de relatos. No son el hermano pequeño de la novela, están a la misma altura literariamente hablando. La lástima es que los lectores, no sé por qué razón, no tienen la tentación de comprarlos.

No se puede tener mejor excusa para empezar en el mundo de los relatos que comprar y leer La novia francesa de Ho Chi Minh de Óscar Sipán.


Título:  La novia francesa de Ho Chi Minh
Editorial: Limbo Errante
Páginas: 135





 SINOPSIS
Posguerras en toda su crudeza y su lirismo; absenta y exilios; inquietantes pintores de concursos; amores de una noche y de más de una vida; el conde Drácula en hoteles de paso; la sensualidad de lo prohibido; el Annapurna y el Triángulo de las Bermudas; la fotogenia del mal; Pío Baroja y Ho Chi Minh. La emoción de adentrase en historias en las que no podemos dejar de sentirnos protagonistas. El universo Óscar Sipán en su muestra más personal y depurada. El maestro del cuento en trece píldoras a cuál más sugerente.

Publicar un comentario