martes, 10 de octubre de 2017

#Reseña: Inspector Solo - David Jiménez «El Tito»

Hacía tiempo que tenía ganas de leer a David Jiménez "El Tito", pero nunca tuve la ocasión o el momento de leer su anterior novela Muertes de sobremesa, todo un éxito si nos fijamos en las valoraciones y comentarios dejados en Amazon y como no, su salto a la editorial Versátil con esta Inspector Solo, continuación de su opera prima.

Novela de corte policial en el que encontraréis un pequeño número de personajes que tendrán que soportar el peso de las casi cuatrocientas páginas. Y digo eso, porque es difícil mantener la tensión durante tantas páginas con tan pocos personajes y más con uno como Marcial Lisón, el Inspector Solo, con su carácter antisocial y ermitaño, en el que la luz en su vida entra de la mano de su inseparable compañera: una galga.
Debo reconocer que en algunos momentos se me ha hecho larga, pues la soledad del Inspector lo impregna todo y llega a hacerse un tanto repetitiva. Me hubiera gustado más acción en algunos momentos y no seguir ahondando en un tema que de sobras es conocido por el lector.

Sorprendente primer capítulo. Te deja con la duda y la sorpresa. Creo que el planteamiento argumental está bien trabajado y estructurado. El autor nos va dando las dosis necesarias en toda novela policial para seguir el hilo de la investigación que cada vez se va complicado y haciendo más interesante. Lástima de los frenazos anteriormente expuestos.

El peso de su anterior novela, Muertes de sobremesa, se deja sentir en muchos momentos. Creo que recomendaría leerla para tener muchas más información de la que he tenido yo sin leerla. Pienso que la novela se puede hacer mucho más interesante, aunque por otro lado, las referencias son lo bastantes explicitas para que no nos sentamos muy perdidos.

Está claro que el Inspector Solo tendrá continuación y más con el final de esta, su segunda novela, pero no me ha acabado de convencer del todo. Creo que una novela policial en la que el procedimiento y el caso ocupa la mayor para de la lectura necesita algo más de cierre. Al llegar al final tendréis una buena parte de la información, pero no toda. No sé, me he quedado de nuevo sorprendido, como con el primer capítulo. Quizás era la intención del autor.

Me hubiera gustado más Cartagena. Algunas referencias más explicitas, si queréis propagandísticas, pero bien trabajadas. Creo que publicar una novela en una editorial como Versátil es una oportunidad para hablar de tu ciudad y hacer que la gente tenga ganas de visitarla, como mínimo para buscar los lugares en los que suceden las acciones más relevantes de la novela.

Puede parecer que no me he divertido leyendo la novela, por eso decir que sí lo ha hecho y creo que me leería la continuación si dudarlo.

Ah, tened una caja de quintos preparada en casa por si viene a visitaros el Inspector Solo.


Título: Inspector Solo
Editorial: Versátil
Páginas: 459





 SINOPSIS
La vida de Marcial Lisón quedó marcada desde el mismo momento en el que el Asesino del café puso un pie en la ciudad de Cartagena. Conocer su identidad, dieciocho años después, lejos de haber supuesto un alivio para el inspector, hizo que descubriese que su pasado descansa sobre una mentira con la que es difícil convivir. Desde entonces, Sola, un galgo recogido junto a unos contenedores de basura, se ha convertido en su única familia. Su carácter hosco y alejado de lo políticamente correcto tampoco le ha permitido granjear grandes amistades; más allá de la de Zoe Ochoa, su compañera, y Sasha, una prostituta rumana con la que comparte algo más que sexo.

Despertar en el interior de su coche, frente al edificio de Sasha, sin recordar cómo ha llegado hasta allí, y descubrir que la han asesinado, solo será el comienzo de una vorágine autodestructiva que alcanzará su cénit cuando Marcial compruebe que Zoe lo ha traicionado.
Pero ¿por qué no recuerda nada de esa noche?
¿Cómo gestionar una investigación en la que las evidencias se empeñan en convertirlo a él en el principal sospechoso?

Estos interrogantes sumirán la existencia de Marcial Lisón en una ingobernable zozobra en la que estabilizar su vida y demostrar su inocencia se convertirán en su verdadera obsesión

Publicar un comentario